Así nos describen desde el Servicio de Prevención y Riesgos Laborales de Galaria, empresa pública de servicios sanitarios, que apuesta por promover la calidad de vida de las personas de su organización mejorando su entorno laboral y ajustando las acciones de bienestar a las necesidades individuales de cada uno.

Más de 70 personas del ámbito socio-sanitario realizaron la Huella Saludable para poder conocer, a través del informe emitido, en qué nivel está su estado de salud en un ámbito no clínico (composición corporal, índice de calidad de movimiento articular, índice de alimentación saludable, calidad de actividad física cotidiana, etc…).

Después del diagnóstico inicial: Huella Saludable y el estudio de la motricidad en el puesto de trabajo, se está realizando un plan de bienestar que incluye medidas de mejora que garantizan la realización de las tareas laborales sin riesgo de lesiones para l@s trabajador@s y medidas para el fomento de los hábitos de vida saludable.