“EL TECH NECK” o “CUELLO TECNOLÓGICO” es el resultado de la posición del cuerpo que a menudo asumimos, inconscientemente, cuando miramos a las pantallas. En esta posición, tu barbilla se adelanta, tus hombros se redondean hacia adelante y, a menudo, tu cuello se flexiona para mirar hacia abajo a tu ordenador o teléfono durante un período prolongado de tiempo.

Esta posición antinatural causa microtraumatismos y estrés en la zona superior de la espalda y el cuello provocando dolor y malestar. Generalmente, las personas que pasan mucho tiempo enfrente de las pantallas, adoptando una mala posición, suelen presentar:

  • Dolor y rigidez de cuello y espalda superior.
  • Espasmos musculares.
  • Dolor de hombro localizado.
  • Dolores de cabeza.

¿Cómo podemos evitarlo?

1 – Reconsidera tu puesto de trabajo: Debido a que muchas oficinas en el hogar son mesas de comedor, sofás y camas, no proporcionan un entorno para una buena posición postural.

2 – Presta atención a tu postura: Siéntate con los hombros contra el respaldo de la silla y coloca el teclado a la distancia adecuada para evitar mover la barbilla y los hombros hacia adelante.

3 – Toma descansos cada 30 minutos: Se recomienda tomar descansos cada 30 minutos, en los cuales deberás levantar y caminar con el fin de variar tu postura.

4- Realiza pausas activas: Durante la jornada laboral realiza pausas activas que incluyan estiramientos y ejercicios de compensación.

 

Una buena calidad de vida se traduce en la cantidad de tiempo que seas capaz de tener salud.